Esta es nueva etapa de una escuela de formación para las mujeres coordinadoras de nuevos grupos/espacios de los barrios

Como resultado natural de todo el proceso mencionado surge la necesidad de las propias mujeres que recorrieron este espacio de devolver todo lo recibido a otras mujeres, asumiendo un nuevo rol como transformadoras de su realidad social.

Para ello hemos diseñado en esta nueva etapa una escuela de formación para las mujeres coordinadoras de nuevos grupos/espacios de los barrios, en orden de garantizar la  continuidad al espacio construido con el fin de fortalecer el tejido social y comunitario.

Para la realización de la tercera etapa y a los fines de multiplicar la propuesta en diferentes comunidades, es necesaria la participación de diferentes profesionales en los diferentes grupos de trabajo. Este proceso se lleva a cabo a través de voluntarios de la Fundación.